Reflexiones de un Salvaje Ilustrado

25/08/2011

Brutalidad policial: Una herencia sin abordar.

Filed under: Actualidad,Derecho,Sociedad — Salvaje Ilustrado @ 02:09
Tags: , , , ,

Recientemente hemos asistido a diversos episodios de abusos policiales que han conllevado un debate público, en torno a la actuación que determinados miembros de las Fuerzas de Seguridad llevan a cabo en sus intervenciones. Las actuaciones desmedidas han pasado de ser consideradas como casos singulares y excepcionales, a ser percibidas por la ciudadanía como un “modus operandi” recurrente. Como veremos en el presente artículo esta realidad no es nueva, y lejos de suponer una reciente problemática por algunos hechos aislados, supone un gravísimo problema estructural que jamás ha encontrado voluntad política para ser abordado.

Herencia franquista e institucionalismo

"Los Grises", un ejemplo de represión policial institucional.

"Los Grises", un ejemplo de represión policial institucional durante el franquismo

Tras la caída del régimen franquista, España afrontó una transición política donde se omitió la depuración de las estructuras del régimen. De esta forma, las Fuerzas de Seguridad, que habían llevado a cabo impunemente una actuación represiva basada en la tortura y los malos tratos como forma de proceder diaria, continuaron en el ejercicio de sus funciones. Nuestra singular forma de afrontar el cambio de régimen, con un olvido que obviaba la responsabilidad penal, propició que ese cuerpo prolongase sus funciones sin someterse a ningún tipo de depuración.Sin embargo, el problema es que las instituciones son estructuras vivas que crean, amoldan y heredan patrones de conducta. Éste es un postulado básico de las teorías del neoinstitucionalismo, herramienta básica en el estudio de las instituciones. Dentro de este neoinstitucionalismo,  el enfoque del institucionalismo histórico y el institucionalismo sociológico abordan mediante una complementaria perspectiva la reproducción de los patrones de conducta de las distintas instituciones.

El institucionalismo histórico se centra en el análisis de la herencia histórica del “path dependence” (dependencia del sendero), centrado en el análisis de la ruta que toman las instituciones en una constante herencia retroalimentada en lo referente a sus patrones culturales. Por su parte, el enfoque del institucionalismo sociológico identifica la existencia de una “lógica de lo apropiado” que informa los individuos que integran esas instituciones, entendida como una visión de lo que es un correcto proceder, un aspecto que es evidentemente heredable.

Por ello, la cultura de la lógica apropiada de los malos tratos, los abusos y las torturas fueron heredados en el tiempo dentro de las instituciones de las Fuerzas de Seguridad, al no haberse acometido contra esta herencia lo que se conoce como un “momento de contingencia”, mediante la depuración de sus cuadros que propiciara un cambio de la “secuencia” de la institución. Por el contrario, sus cuadros humanos se mantuvieron y con ellos las estructuras culturales de actuación continuaron siendo las mismas. De esta forma, al no ponerse medidas contra esta cultura del abuso policial del régimen franquista, se produjo una reproducción de este deleznable patrón de conducta hasta nuestros días, por lo que la cultura de abuso y maltrato de las Fuerzas de Seguridad no se vio frenada por el nacimiento de la democracia.

Condenas internacionales: ONU, Consejo de Europa y Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Manfred Nowack, relator especial de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, criticó abiertamente la falta de voluntad política para acabar en España con las torturas y malos tratos por parte de las Fuerzas de Seguridad.

A comienzos del año 2000 la Comisión de Derechos Humanos de la ONU comenzó una importante labor en relación a la prevención de la tortura. En el año 2003, el Relator Especial contra la Tortura de la ONU, Theo Van Boven, publicaba un demoledor informe en el que retrataba 110 casos de torturas cometidas por las Fuerzas de Seguridad en España durante el año 2002. En el informe se detallan todos los casos de palizas, vejaciones, y demás conductas llevadas a cabo por las Fuerzas de Seguridad en las comisarías de nuestro país. Posteriormente y ante el creciente número de denuncias por torturas presentadas, el Relator Especial contra la Tortura decidió desplazarse a España a llevar a cabo una investigación pormenorizada de la situación de la tortura.

Tras la visita a España de Van Boven en octubre de 2003, el Relator Especial contra la Tortura presentó el 15 de marzo de 2004 ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU un devastador Informe sobre la situación de la tortura en España. En dicho informe el Relator Especial aseguraba que las torturas en España a manos de las Fuerzas de Seguridad se realizaban de forma “más que esporádica”, por lo que afirmaba que “no se podían considerar una invención las demandas de malos tratos”. Criticaba abiertamente la incomunicación de los detenidos en los casos en que se aplicaba el régimen terrorista, la falta de grabaciones en los interrogatorios, el papel del poder judicial en las investigaciones sobre las torturas, así como la falta de depuración administrativa en torno a los casos de torturas. Todas ellas, circunstancias que según el relator, favorecían la tortura en España. En su informe terminaba solicitando al Gobierno español que llevara a cabo un “plan para prevenir la tortura y otros tratos crueles”.

Sólo dos años después, en marzo de 2006, se publicaba un nuevo Informe que buscaba controlar el cumplimiento de los Gobiernos en torno a las recomendaciones hechas desde la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en materia de tortura. El nuevo Relator Especial, Manfred Nowak, criticaba en dicho informe el sistemático archivo de las denuncias por torturas, la falta de implicación judicial, recogiendo escabrosos ejemplos que demostraban la falta total de voluntad del Gobierno español por erradicar esta práctica, no habiendo implementado ninguna mejora desde el anterior informe.

En mayo de 2008, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU volvió a enviar a su Relator Especial, Martin Scheinin, ante la preocupación por la situación de las torturas que seguían cometiéndose por parte de las Fuerzas de Seguridad en España. En este nuevo Informe el Relator Especial volvió a cargar contra el Gobierno español asegurando que en España se continuaban cometiendo torturas ante la pasividad del conjunto de instituciones públicas.

Además de estas condenadas provenientes de la ONU, otras organizaciones internacionales tan relevantes como el Consejo de Europa, a través del Comité para la Prevención de la Tortura, han emitido diversos informes en los que igualmente se ha constatado la existencia de torturas y malos tratos de forma generalizada.

Recientemente, el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa, incluso se ha trasladado a España para abordar los hechos acaecidos en Cataluña con motivo de los desalojos y posteriores detenciones practicadas contra la acampada del movimiento 15-M.

Todos estos informes señalan abiertamente la falta de implicación judicial, y en ocasiones connivencia de los jueces con las Fuerzas de Seguridad, a la hora de abordar las denuncias de tortura. En relación a estos hechos el propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha llegado a condenar a España por la falta de investigación profunda por parte de sus tribunales en materia de denuncias de malos tratos y torturas contra las Fuerzas de Seguridad.

Investigaciones de Amnistía Internacional

Portada del devastador informe sobre las torturas policiales y su impunidad en España.

Pero las críticas internacionales no sólo vienen de organismos e instituciones internacionales. ONGs como Amnistía Internacional tienen desde hace tiempo en su punto de mira la actuación de las Fuerzas de Seguridad en España. En 2007 Amnistía Internacional publicaba un indignante informe titulado “Sal en la herida: la impunidad efectiva de agentes de policía en casos de tortura y otros malos tratos”, en donde se relatan detalladamente las actuaciones de los agentes de las Fuerzas de Seguridad. Dos años después, en 2009, Amnistía Internacional publicaba un nuevo informe, “Sal en la herida: Impunidad policial dos años después”, en el que se recoge la falta de voluntad política para abordar el desmedido problema de la tortura y los malos tratos por las Fuerzas de Seguridad en nuestro país. Finalmente un último informe publicado recientemente por Amnistía Internacional en esta misma línea, “España: Acabar con la doble injusticia: Victimas de tortura y malos tratos sin reparación”, señala la falta de implicación judicial en estas denuncias, lo que fomenta una situación de impunidad por parte de los agentes.

Rachel Taylor, investigadora en Amnistía Internacional, ha llegado a sentenciar que “no sólo hay malos tratos y tortura infringidos por agentes de seguridad, sino también una impunidad efectiva casi total para los responsables”, señalando que el mayor problema es precisamente “la falta de voluntad demostrada para poner fin a ello.”

Negativa de nuestros gobiernos para atajar el problema y medidas que lo agravan

Nuestras autoridades niegan repetidamente la veracidad de todos y cada uno de los informes, en un descabellado ejercicio de contradecir a la ONU, al Consejo de Europa, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y a multitud de ONGs que llevan años reclamando una actuación definitiva por parte de nuestros gobiernos. Resulta bochornoso ver como año tras año las condenas siguen cayendo sobre nuestro país, mientras que se hace caso omiso al hecho, para que al año siguiente un nuevo informe señale la falta de colaboración de las autoridades al no implementar las recomendaciones que se les hace llegar repetidamente.

Sin embargo, mientras los gobiernos españoles hacen oídos sordos a los reclamos internacionales, las medidas que se toman al abordar institucionalmente las Fuerzas de Seguridad, lejos de buscar solventar este primordial problema, lo agravan aún más si cabe.

Texto alternativo

Brutalidad policial durante el reciente desalojo del movimiento 15M en Cataluña

En 2003 el gobierno anunció un plan de incremento de las plazas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, creándose entre 2004 y 2011, 36.856 plazas, con incrementos anuales de entre 7.000 y 11.000 plazas hasta la llegada de la crisis en 2009 donde bajó el ratio. Estos números han supuesto un incremento de más de un 30% de agentes en estos últimos siete años.

Para el Gobierno la ecuación era simple, más policía es una mejor policía. A nadie se escapa que más policía no significa más calidad policial. Si tenemos en cuenta que existe un problema histórico en este cuerpo, algo que nos hacen ver recurréntemente diversas organizaciones internacionales, tratar de abordar una reforma de este cuerpo aumentando su número sin atacar su gravísimo problema de formación cultural heredada de abusos, no puede ser más que entendido como un dislate.

Si además nos adentramos en el “cómo”, omitiendo abordar el cambio cultural necesario, pero habilitando unas pruebas de “plazas para todos”, exigiendo únicamente la Enseñanza Secundaria Obligatoria, con un exiguo temario para resolver en un penoso tipo test, exigiéndose en ocasiones un ridículo examen de ortografía, entenderemos porque la mayoría de jóvenes parados de larga duración, sin más formación que la elemental y sin motivación alguna, se tiraron con los brazos abiertos a esta oportunidad laboral que era un regalo.

Es nuestro deber exigirlo. Más vale tarde que nunca.

La consecuencia es clara, no sólo no quedó abordado el problema de fondo, la falta de formación y la cultura del abuso, sino que se agravó aumentando masivamente los cuadros con personas de bajísima cualificación que no hicieron más que reproducir multiplicadamente la tendencia institucional del abuso.

Por ello, no es de extrañar que el Departamento de Estado norteamericano recientemente apercibiera a sus turistas sobre la peligrosidad de viajar a España debido a los maltratos cometidos por sus Fuerzas de Seguridad. Algo que resulta vergonzoso para un país democrático.

Y es que el problema reside en que el agente agresor, lejos de sentir que comete una actividad delictiva, entiende que su actuación es adecuada, debido a esa “lógica de lo apropiado” que ha sido heredada y no atajada. Sólo basta preguntar a algunos agentes para observar que suelen entender que la aplicación de abusos físicos sobre los ciudadanos queda a su arbitrio cuando lo estimen conveniente, ya que en su mentalidad, lejos de ser un simple agente del grupo D de la administración, sin jurisdicción para imponer penas, algo que es competencia de los jueces, se consideran atribuidos de la más absoluta potestad jurisdiccional.

Consecuencias

Con este panorama nos encontramos en la situación actual. Unas Fuerzas de Seguridad a las que jamás se pidió responsabilidades penales por su actuación durante todo el régimen franquista, para llevar a cabo una depuración en sus cuadros que crease “un momento de contingencia” que cortase la “secuencia” institucional. Por ello se permitió que se institucionalizase una forma de conducta basada en los malos tratos, el abuso y las torturas. Agravado además por unas instituciones judiciales que amparan estas actuaciones y no las persiguen. Unido a unos gobiernos que no sólo no han tratado de combatir esta cultura siguiendo las indicaciones de las diversas organizaciones internacionales, sino que han agravado la situación mediante un proceso de reclutamiento de bajísima calidad que ha llenado la institución de potenciales reproductores de esas conductas.

Nuestras autoridades no pueden seguir mirando hacia otro lado ante esta realidad. Es necesario abordar un procedimiento profundo de erradicación de esta cultura de la tortura en nuestras Fuerzas de Seguridad.

¿Es que el mundo entero está equivocado al señalar al unísono que existe un gravísimo problema de malos tratos y torturas cometidos por unas Fuerzas de Seguridad que gozan de impunidad ante los Tribunales?

Anuncios

38 comentarios »

  1. Es cierto que las actuaciones desmedidas de la Policía forman parte de un “estilo policial” que se perpetúa en el tiempo, no solo desde la dictadura franquista, sino casi desde la Edad Media. Solo hay que hablar con los agentes en una conversación personal fuera de los círculos oficiales, para comprobar que en ese mundo tener la mano larga o la mano dura es, desde su punto de vista, una “necesidad profesional” de la que alardean fácilmente.
    Aunque se dirá que no todos los agentes son unos verracos, lo cierto es que todos los protegen o los justifican, y no hay mecanismos internos que funcionen para eliminar estas prácticas.
    También convendría hablar sobre el adoctrinamiento ideológico que reciben los aspirantes durante su formación, ya sean PN o GC.
    Y que los norteamericanos avisen a sus ciudadanos de que tengan cuidado con la policía española, con lo que tienen en su país es cuanto menos un sarcasmo.

    Comentario por Hari Seldon — 25/08/2011 @ 14:44 | Responder

    • Añadiría a tu comentario los resultados obtenidos en el famoso “Experimento de la carcel de Stanford”, que viene a confirmar que una persona actua segun el rol que se le asigna…

      Comentario por palcraft — 25/08/2011 @ 15:09 | Responder

  2. Tu tendrías que haber vivido en Bilbao durante los 80. “Últimamente se está viendo desproporcion en los actos de la policía ¿? ” …. Ultimamente no. De toda la puta vida a nosotros nos han dado palos, culatazos en espalda o cabeza, torturas en comisaria.

    No vengais ahora a llevaros las manos a la cabeza. Esto lo ha habido siempre…oh wait !! Que si viene de nombre de la izquierda abertzale es todo mentira…. ABRID los ojos. En España SE TORTURA.

    Si hacen esto en la calle y con cámaras , que no harán en las comisarías a puerta cerrada….

    Comentario por yo — 25/08/2011 @ 15:31 | Responder

    • Conozco la realidad del País Vasco. La pasada, la reciente, y la actual. Tengo familia vasca y precisamente no hace ni unas semanas estuvimos hablando sobre la violencia histórica que se ha cometido allí contra la ciudadanía por parte de las Fuerzas de Seguridad, y del Ejército, durante los Estados de Excepción del franquismo.

      Si echas un vistazo a los informes de la ONU, muchos abordan malos tratos y torturas en esa dirección. Además en concreto el primer informe de 2003 relata 110 torturas de las cuales algunas habían sido cometidas en el País Vasco. La temática en torno al desmedido régimen jurídico de los casos de terrorismo también se aborda en todos los informes. Además de como este régimen se aplica discrecionalmente a quien el policía de turno estima conveniente, para así poder abusar de él brutalmente en comisaría.

      Sí que es cierto que los diversos gobiernos se han amparado en la criminalización de todo lo abertzale, y en ocasiones todo lo vasco, para ni siquiera aceptar las condenas internacionales. Todo lo que vaya contra el independentismo y nacionalismo vasco ha estado permitido.

      Comentario por Salvaje Ilustrado — 25/08/2011 @ 19:09 | Responder

  3. Enhorabuena por el artículo.

    Me parece necesario que más gente sea consciente de esta problemática, en lugar de debatir -banalmente- los hechos inmediatos que causan esta brutalidad (que si tiene ideales separatistas, que si le ha insultado, que si no ha obedecido sus órdenes…). Hay un clarísimo “mal vicio” que estos cuerpos llevan arrastrando décadas el cual, como perfectamente has explicado, se agravia con el “cazurrismo” de las nuevas incorporaciones. Me gustaría saber qué narices se les enseña para que sean tan agresivos y reaccionarios…

    He meneado el artículo, a ver si llega a la portada.

    Salud!

    Comentario por galomar — 25/08/2011 @ 19:41 | Responder

  4. […] […]

    Pingback por Anónimo — 25/08/2011 @ 19:47 | Responder

  5. guau guau cuanto perro sin collar hay por aqui.

    Comentario por MISTERX — 26/08/2011 @ 21:08 | Responder

  6. en marbella en la epoca GIL la policia local fue la mas denunciada de toda España y siempre se archivaron esas denuncias, hoy ya no esta GIL pero si siguen los mismo policias.

    Comentario por fran — 26/08/2011 @ 21:20 | Responder

  7. […] afrontar el cambio de régimen… etiquetas: brutalidad, policial, españa » noticia original Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente. ← El creador de […]

    Pingback por Analisis sobre la brutalidad policial en España: Una herencia franquista sin abordar. | Grace To You — 26/08/2011 @ 22:01 | Responder

  8. Muy buen artículo. Me parece especialmente acertado el traer a colación la estructura, no es un problema de 2 o 3 personas aisladas, es un problema connatural al funcionamiento del sistema. Está bien el recordarlo a todas aquellas personas que en las manifestaciones arremeten una y otra vez contra la policía, que al final es sólo la punta del iceberg. Obviamente no son pobrecitos inocentes, pero el problema viene de mucho más arriba.

    Salud!

    Comentario por esteban — 27/08/2011 @ 00:44 | Responder

  9. Pues yo pienso que los antidisturbios son muy necesarios. Si os interesa el tema, lo he posteado brevemente en mi blog.

    http://llamandoalacoherencia.blogspot.com/

    Un saludo

    Comentario por Renio — 27/08/2011 @ 01:00 | Responder

    • #9 Pedazo de ingeniero…. La distancia más corta entre 2 puntos no siempre es una recta, pero creo que equiparas ingeniero a “cabeza cuadrada”, das mala fama a la profesión :/

      Al igual que fallas en el h2 de tu blog también hay que decir que vaya post más malo… ¿Cómo que corre cuando veas a los antidisturbios? Si quieres ser un cobarde puedes serlo, pero está demás incitar a la gente a actuar así. Más bien debería ser lo contrario, dejar de tener miedo.

      Con el miedo nos dominan, contigo lo han conseguido.

      Comentario por Manuel — 27/08/2011 @ 05:55 | Responder

      • Correr es la actuación más lógica. Los antidisturbios son necesarios, en ocasiones la gente toma la calle para dedicarse a crear conflictos y desarrollar actos vandálicos. Alguien tiene que salir allí a pararles los pies, y no es ni más ni menos que a base de palos, creando miedo en esa gentuza ante una posible reprimenda justificada que repartirán los agentes.

        Y punto pelota, si los antidisturbios pisan la calle, lárgate, no te quedes ahí. Los disturbios son lo que son, la Policía sale a dispersar, ni más ni menos, no a pegar sólo al que ha hecho algo. Si no has hecho nada, lárgate, no deberías estar ahí, es simple.

        Otro tema a tratar es si es justificable sacar a los antidisturbios en determinadas situaciones, como en el caso de la Plaza Cataluña. Pero cuando se montan las que se montan cuando gana el Barcelona, con un montón de animales quemando contenedores y destrozando la ciudad… lo que hace falta es palos pero bien dados, y el que se quede en el calle que luego no venga llorando. Algunos vivís en una especie de mundo de fantasía.

        Comentario por José Luis — 27/08/2011 @ 07:02

  10. Los links a los informes de la onu están rotos: por favor: ¿podrías corregirlos?

    Comentario por juani — 27/08/2011 @ 10:56 | Responder

    • Efectivamente se habían roto dos de ellos. Ya están puestos de nuevo. Gracias por avisar.

      Comentario por Salvaje Ilustrado — 27/08/2011 @ 20:01 | Responder

  11. El mayor problema no está en las instituciones, está en una sociedad que sigue considerando que estas actuaciones policiales son normales e incluso necesarias. Si no dejamos de tolerar que apalear a un ciudadano sea una opción nunca podremos cerrar la puerta a los abusos y la arbitrariedad policial.

    Comentario por Marisol — 27/08/2011 @ 11:01 | Responder

  12. Y para muestra, sólo hay que pasarse por http://www.foropolicia.es y ver cómo defienden ese estilo.

    Comentario por Miguel — 27/08/2011 @ 11:04 | Responder

  13. Enhorabuena por el artículo. Creo que te han plagiado el post http://informacionalhamaindependiente.blogspot.com/2011/08/herencias-sin-depurar.html

    Comentario por Alvaro — 27/08/2011 @ 12:41 | Responder

  14. ¿Qué ha aprendido nuestra policía en democracia? Siguen comportándose igual que hacían los grises con sus repugnantes métodos represivos. Los incidentes de estos últimos días me han hecho desempolvar el ‘Programa de Psicología Aplicada a la Formación de Mandos Policiales’, redactado por intelectuales del PSOE, la primera vez que tomaron el mando en el Ministerio del Interior (1982). Han pasado casi 30 años y no tiene desperdicio. Lo publiqué en mi blog resumido porque me interesa más construir el futuro.
    Un saludo
    Jorge

    Comentario por jorge — 27/08/2011 @ 17:23 | Responder

  15. Muy buen articulo, felicidades

    Comentario por fail — 27/08/2011 @ 22:20 | Responder

  16. Un artículo demagógico para borregos. Si de algo ha pecado la policía española en relación al 15M y las llamadas “manifestaciones laicas” ha sido de permisividad ante unos descerebrados que se creen con más derechos que el resto de ciudadanos.

    Comentario por Iker — 28/08/2011 @ 04:04 | Responder

  17. Hermoso y muy necesario artículo. Ojalá se difunda bien.

    “Las actuaciones desmedidas han pasado de ser consideradas como casos singulares y excepcionales, a ser percibidas por la ciudadanía como un “modus operandi” recurrente”.

    Yo no sé muy bien lo que “la ciudadanía” percibe. Yo soy vasco. No estoy familiarizado con la imagen que tienen entre la ciudadanía las FCSE en todo el estado.

    Es verdad que, por lo general, lo que se transmite desde los grandes medios de comunicación influye de forma muy significativa en las opiniones más comunes, pero la gente no es tan tonta. Y sobre todo, no es ciega. Otra cosa es que les parezca normal, o incluso bien. De ser así, implicaría una escasísima cultura democrática.

    Creo que aquí (PV) su mala fama, sean GC, PN, Ertzaintza o determinadas policías locales, se extiende más allá de los ambientes específicamente abertzales y/o izquierdistas. La realidad de los métodos de interrogatorio bajo el régimen de incomunicación es vox populi, también entre los que la niegan de manera hipócrita.

    Iconos de la progresía hispana como Garzón y Grande-Marlaska se han negado a investigar las denuncias de tortura presentadas ante ellos por los detenidos en régimen de incomunicación.

    Es patéticamente habitual que en los programas de tertulia de los medios vascos los periodistas supuestamente progresistas (especialmente los venidos del sur del Ebro bien pagados, como María Antonia Iglesias) nieguen la existencia de torturas y vejaciones, hasta en los casos más flagrantes. Estos supuestos informadores pueden llegar a decir o insinuar que un contertulio que ha sufrido esa experiencia miente. Eso se lo han hecho al director del diario Egunkaria Martxelo Otamendi, entre otros.

    Ahora casi todos poseemos cámaras pequeñas y baratas con suficiente calidad de imagen, y también están Youtube y las redes sociales virtuales. La televisión y la prensa convencional, los principales competidores de internet, ya no pueden encubrir los abusos policiales. Esa es la única diferencia. Ahora parece que algunos de repente han descubierto el Mar Cantábrico.

    Un fuerte abrazo.

    Comentario por Liztorra — 28/08/2011 @ 05:16 | Responder

  18. No nos despistemos… Durante la transición, nuestra democracia estuvo bajo el punto de mira amenazador de los franquistas, que consentían avances democráticos siempre y cuándo no se cuestionara el estatus quo del régimen que nos impusieron… No solo la estructura policial quedó intacta, la judicatura pervertida durante cuarenta años, se perpetuó generación tras generación con absoluto nepotismo… Y así en todos los estamentos del aparato del Estado… Incluso en las propias federaciones deportivas, que hoy, cuarenta años después de la muerte del dictador, siguen funcionando con los mismos mecanismos. Tenemos un Estado afectado por la carcoma de la casposa y berlanguiana herencia franquista. Me temo que ninguno de los lectores de este texto veremos sanar nuestra sociedad… Quizás dentro de varias generaciones. Aunque lo dudo. Los psicópatas que alcanzaron el poder real a sangre y fuego, cambian de método, pero no de objetivos ni prioridades. Lo llevamos clarinete, pero por pura necesidad de vivir debemos ser coherentes con nosotros mismos y procurar la felicidad y dignidad…, nuestra y de nuestros hijos.
    Un abrazo a tod@s.

    Comentario por Jaime Tormo — 28/08/2011 @ 13:11 | Responder

  19. Ha tenido que llegar un momento de protesta global para que salga a la luz esta miseria que invade a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Pero en cualquier protesta, por cualquier motivo, a lo largo y ancho del Estado, ésto ha venido ocurriendo con igual virulencia, salvo que los medios no lo han traído a las pantallas en prime time. Ningún gobierno alienta la modificación de estas conductas, como mucho penalizan al tonto que se deja grabar (por eso, aunque no sea delito, la policía se pone muy nerviosa y amenaza sin pudor cuando detecta una foto furtiva, o casca con mayor énfasis a periodistas), porque les interesa tener un cuerpo represivo a su servicio.

    http://casaquerida.com/2011/08/27/no-por-obvias-duelen-menos/

    Comentario por tinejo — 28/08/2011 @ 13:17 | Responder

  20. […] descontento, la indignación, siguen ahí. Es de lo poco que, entre desalojos, protestas y porrazos, ni siquiera cerró en agosto. Pero los políticos siguen pretendiendo mirar hacia otro lado. Error […]

    Pingback por Terminó el verano. ¿Ha cambiado algo? » El Blog de Enrique Dans — 29/08/2011 @ 11:45 | Responder

  21. […] descontento, la indignación, siguen ahí. Es de lo poco que, entre desalojos, protestas y porrazos, ni siquiera cerró en agosto. Pero los políticos siguen pretendiendo mirar hacia otro lado. Error […]

    Pingback por Terminó el verano. ¿Ha cambiado algo? — 29/08/2011 @ 13:37 | Responder

  22. […] descontento, la indignación, siguen ahí. Es de lo poco que, entre desalojos, protestas y porrazos, ni siquiera cerró en agosto. Pero los políticos siguen pretendiendo mirar hacia otro lado. Error […]

    Pingback por Terminó el verano. ¿Ha cambiado algo? | Blog PeruW — 29/08/2011 @ 15:31 | Responder

  23. […] descontento, la indignación, siguen ahí. Es de lo poco que, entre desalojos, protestas y porrazos, ni siquiera cerró en agosto. Pero los políticos siguen pretendiendo mirar hacia otro lado. Error […]

    Pingback por Terminó el verano. ¿Ha cambiado algo? - Los Callejones — 29/08/2011 @ 17:44 | Responder

  24. […] descontento, la indignación, siguen ahí. Es de lo poco que, entre desalojos, protestas y porrazos, ni siquiera cerró en agosto. Pero los políticos siguen pretendiendo mirar hacia otro lado. Error […]

    Pingback por Terminó el verano. ¿Ha cambiado algo? | PAH Valencia — 30/08/2011 @ 10:57 | Responder

  25. No solamente las Fuerzas de Seguridad son herencia del Franquismo. También buena parte de la estructura administrativa del estado (¿porque el DNI lo expide la Policia Nacional?), parte de los empresarios, la prensa establecida y al final está nuestro jefe del estado, que, si no me equivoco, es una persona fuera de la ley: ¿que delito tendría que cometer el rey para poder ser juzgado por un tribunal?

    Comentario por Juan Carlos Martínez Martín — 30/08/2011 @ 12:37 | Responder

  26. Encima ahora van y vuelven a mentir. Corporativismo es lo que hay.
    Ahora dicen que era una mujer la que pegó el sopapo ( cuando hay imágenes de vídeo y foto del momento, desde distintos ángulos, que prueban que fué el mismo tío ).

    Además, han expedientado a tres policías que ni siquiera estaban en Madrid el día de la polémica foto y desafortunadísima acción policial.

    Son unos sinvergüenzas. Encima nos quieren mentir a la cara, simplemente para lavar la suya.

    Comentario por yo — 30/08/2011 @ 16:53 | Responder

  27. […] Salvaje Ilustrado […]

    Pingback por Brutalidad policial: Una herencia sin abordar | patodosypatadas — 30/08/2011 @ 20:31 | Responder

  28. Esperanza Aguirre decia que esto es una Democracia sin nombre y apellidos, como dando a entender (ni mas ni menos que ella) que ya no era nada parecido a lo anterior, llamado “Democracia Organica”, yo le diria a ella que esto lo que es, es un “Fascismo Mutante”, lo de la policia es grave, los abusos, torturas y agresiones son practicas habituales, no solo de antidisturbios, si no tambien de otros cuerpos como la Guardia Civil o las Bescam, aqui en Madrid, basta recordar la primera noticia de estos, recien elegido Rajoy como presidente; en una persecucion desde Getafe, acabaron matando a tiros en pleno centro de Madrid y en hora punta a unos que habian robado un coche, o la mas reciente muerte estos dias de otra persona por los Mossos de Esquadra en Barcelona, en estos casos la excusa es que son delincuentes, en la mayoria de los casos de poca monta, pero mas grave todavia es cuando sufres las agresiones como es mi caso, por el hecho de estar en la calle manifestandote pacificamente o resultar detenido y agredido, cuando mi intencion era acudir al cuartel para denunciar una corruptela que ellos mismos estaban apoyando, o que una simple llamada para declarar la conviertan en una detencion ilegal y te encierren toda la mañana en un calabozo, aqui es evidente la caza de brujas que estamos padeciendo muchos, gracias a ciertas informaciones que estan manejando como informacion policial, en una clara practica de acoso y desgaste contra determinadas personas que les resultan molestas.
    Todo esto mina la salud hasta enfermar, por lo cual no debe ser considerado con otro nombre que no sea el de tortura, aptitud mas que evidente cuando te ves frente a ellos, en diversas situaciones y con una absoluta falta de respeto a la condicion humana, te acaban insultando o golpeando.
    Pero lo mas grave no termina alli, lo subsiguiente es en lo que estan amparados para cometer estos crimenes, toda una maquinaria judicial a su servicio; hace unos dias cuando despues de ser agredido y pasar por las urgencias de un hospital madrileño acudi al juzgado a poner una contradenuncia, me comento la funcionaria que la mayoria de estas denuncias eran archivadas, como ejemplo me dijo que asi lo fue la denuncia del fotografo que fue agredido en la Calle Atocha mientras intentaba grabar la agresion de una joven en los dias de las JMJ, quiza estos resulten mas molestos todavia que los manifestantes, por hacer llegar esta informacion a mas gente a traves de los nuevos medios; asi me lo confirmo un grupo de freelances este fin de año en Sol, acerca de las nuevas reglamentaciones, que pretenden acabar con el ejercicio libre de la informacion.
    No me quiero desviar de lo que venia relatando y decir que mi principal motivo de estar en la calle es por mis problemas dentro del ambito judicial, yo soy descendiente de una victima del franquismo; cosa quiza en parte casi olvidada por los años, lo que no podia imaginar es que yo como nieto, me iba a encontrar con un nieto descendiente directo de verdugos del franquismo, dispuesto a terminar de arruinarme la vida en los mas intimo: Los hijos, parece increible que personas trabajadoras sin ninguna condicion politica, simplemente por el hecho de salir a la calle a defender lo que todos deberiamos estar reclamando, seamos perseguidas y agredidas como si estuviesemos viviendo no solo en los tiempos de la dictadura, si no mas bien en tiempos de la Inquisicion y es facil de entender; los nuevos medios ayudan a hacer revoluciones, pero tambien y en mayor medida a los que se empeñan en manejar el mundo, desde la delincuencia financiera hasta la delincuencia policial u otras.

    Comentario por waitervsking — 02/01/2012 @ 16:14 | Responder

  29. […] y otros aspectos de la vida sexual, en el interior de la mente de los humanos, y el tema de los animales mitológicos; entre ellos, las ballenas y los toros. Tags: curioso, […]

    Pingback por Semen de toro. Semen de ballena… | Ediciones El Terror — 21/04/2012 @ 14:57 | Responder

  30. […] d’acció i reacció pròpia del subsistema policial, aïllada de tot el conjunt social: la brutalitat policial. Rate this: Share this:TwitterFacebookLike this:LikeBe the first to like this […]

    Pingback por Armes antidisturbis, repressió i brutalitat policial « El principi de… — 29/04/2012 @ 16:00 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: